Quién soy y qué hago

Soy TREMENTINA LUX, soy artista plástica, teórica y práctica de la comunicación audiovisual y los estudios de género. Pinto, escribo, leo, locuto, diseño, fotografio, reflexiono y analizo. Todo esto, sobre todo, me hace evolucionar como profesional y como persona, me motiva y me divierte. Creo este contenido para ti, que me lees y para mí, que también me leo. Soy del mundo y vivo en Valencia.

Translate:

Redes Sociales:

EL SECRETO DE LA GENTE PIEDRA

El secreto de la gente piedra

«El eje horizontal de la visión, al que la estructura humana ha quedado estrictamente sometida en el curso de un desgarramiento del hombre rechazando la naturaleza animal, es la expresión de una miseria tanto más penosa cuanto que se confunde en apariencia con la serenidad» Georges Bataille.

Ayer soñé que una amiga mía me decía: «-He tenido una canalización de la Virgen de los Desamparados, me ha dicho que hoy es el comienzo del final». Yo pensaba que era raro que esta amiga mía usara la palabra «canalización» pero me parecía razonable, puesto que es fervorosa creyente, que si alguna canalización hubiera o hubiese recibido fuera, en efecto, de la Santa Patrona. Así me desperté de sopetón, con esta sentencia lapidaria cuyo orden a posteriori no supe aclarar. Es decir: no sé si me dijo «el comienzo del final» o «el final del comienzo», o si el orden de los factores alteraba el producto.

En cualquier caso viniendo de ella y de la Virgen de los Desamparados interpreté la canalización como un fantástico buen augurio, algo que celebrar, pues podemos decir que cada vez que iniciamos un paso estamos finalizándolo y es esta misma inercia principio-fin la que nos permite avanzar, como dijera Machado, hacer camino al caminar.

Zeuxis, Parrasios y la teoría del doble

Ayer asistí a la «Gala de los 1«, es una Gala donde premian a las personas que han hecho Fallas y un jurado les ha concedido un primer premio. Esta Gala ha coincidido para mi con el inicio del nuevo proyecto y es curioso que el Concejal de Cultura Festiva acabara su discurso diciendo: -«Comencem!». Como es habitual en mi forma de proceder procesual ya puedo empezar a contaros algo, aunque sea mínimo, porque mi acuciante intolerancia a la mascarilla ha dañado mi vista y hace casi un mes que me mantengo alejada de las pantallas por imperativo oftálmico.

Lo que puedo contaros es que el proyecto que voy a desarrollar este año lo soñé en confinamiento (marzo del 2020). Así. Ahora que conozco la teoría del doble entiendo porqué bebo agua todas las noches antes de acostarme y porqué los proyectos los sueño o aparecen ante mi en la antesala de la siesta. El caso es que me dije: este año externalizo la carpintería. De modo que hace ya varios meses busqué talleres y pedí presupuestos. El resultado de esta búsqueda se concretó en un ataque de luces de los que tenían los chamanes San en las cuevas y una cifra que doblaba el presupuesto total de que dispongo para la pieza entera, es decir, incluyendo mano de obra, instalación, bocetos, dosieres, talleres educativos, presentación a los medios, plantar, quemar, defender la obra como si estuviera en la Quinta Avenida en el cruce con Broadway, localizar materiales sostenibles y una muy discreta manutención basada en plátanos y leche de almendras.

Varios carpinteros me recomendaron renunciar al proyecto. Ya me conocéis. Puse las palmas de las manos hacia arriba y teniendo en cuenta que mi local sigue de reformas pues me encomendé al universo para que si la cosa tenía que salir, saliera.

Y aquí es donde entra el muro de piedra seca que está en la foto que viene a ser como la cortina de Parrasios en la historia de Zeuxis y las uvas. Una mañana abrazando árboles, los árboles me dijeron que me acercara aquí para descubrir el secreto de la gente piedra. Y tras el muro, el jardín de las delicias. Así que gracias a la bondad de la gente piedra hoy ando deleitándome en la naturaleza en un retiro creativo de una gozosa semana en que amanece y atardece tocando Mare Terra, feliz como una perdiz y perdidamente enamorada del encuentro.

Y hasta aquí puedo leer. Hoy empieza el comienzo del final porque, transcendiendo a Bataille, más allá del eje horizontal de la visión, las personas hemos empezado a abrazar nuestra naturaleza vegetal, nuestra naturaleza piedra y nuestra naturaleza animal. Lo que se concreta en beber agua y confiar.

Feliz abrazo.

TREMENTINA LUX

1 Comments for : El secreto de la gente piedra
    • AMANDA SURIA VERDEJO
    • 27 septiembre, 2021
    Responder

    Eres una crack!

Deja un comentario

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: