Quién soy y qué hago

Soy TREMENTINA LUX, soy artista plástica, teórica y práctica de la comunicación audiovisual y los estudios de género. Pinto, escribo, leo, locuto, diseño, fotografio, reflexiono y analizo. Todo esto, sobre todo, me hace evolucionar como profesional y como persona, me motiva y me divierte. Creo este contenido para ti, que me lees y para mí, que también me leo. Soy del mundo y vivo en Valencia.

Redes Sociales:

IVAM B-SIDE 2014

Nuestra vecina Elisa, la bañera de mi madre y la B-side del IVAM…

LA ENVIDIA Y LA MANZANA
Mi vecina se llamaba Elisa. La recuerdo por tres cosas, una por ahogar gatitos en un pozal de agua sucia. Dos por vender chufas en remojo en una planta baja. Tres por tener un hijo violento. Mi vecina acabó convirtiéndose en la envidia de mi madre. No por estas razones, sino porque al principio de la década de los 80 nuestra vecina se mudó a un edificio nuevo, recién construido, (sí, el que sale en la foto). Amplio, luminoso, grande y moderno, justo enfrente de nuestra pequeña pero adorable casa llena de goteras y humedades, en la que ya habían vivido mis abuelos y que databa de 1865. Mi madre solía decir: -me moriré sin tener una bañera. No fue así.

En 1975 fue construido ese edificio. Poco más de treinta años después, en 2007, las familias que en él vivían y otras cerca de doscientas que habitaban toda la manzana fueron finalmente expropiadas y desalojadas para ampliación del IVAM.

En 2011, unos 2000 metros cuadrados de viviendas, que se encontraban en perfecto estado hasta la expropiación, fueron demolidos. Ahora, en 2014, tres años después ya asoman por encima de la tapia las copas de los árboles que han crecido en el solar donde nuestra vecina tenía su comedor y su bañera, la envidia de mi madre.

EL ASCO Y EL AYER
Y escribo esto porque han destituido a Consuelo Ciscar y artistas, galeristas, críticos y asociaciones celebran el final de una era con jolgorio, sin recato y alegría. Mi pregunta es ¿Dónde estaban entonces? El mundo del Arte, la aldea del Arte… ¿De qué va? Siento vergüenza, asco e indignación.

La misma que sentía al pasar por la explanada del IVAM en las inauguraciones y ver morir paulatinamente los contenidos y la fauna autoctona. Ver desaparecer el perfil de la creación y ver aparecer sociopatas con traje cuervo y aldeanos del arte codeándose y esperando recibir alguna de las migajas del nepotismo. La gestión de la Ciscar no era menos mala que la de Bonet o Barañano, simplemente duró más.

Ahora, la tristeza valenciana tan cruelmente arraigada en la experiencia cultural del expolio, es tan devastadora que yo personalmente no confío en absoluto en que un flamante “Concurso Internacional” nos devuelva ni la mitad del IVAM que tuvimos con Todolí, Llorens o incluso Alborch. Modelos sin embargo todos ellos insuficientes y deficitarios para el siglo que vivimos. El IVAM, como Canal Nou, murió hace mucho, pero mucho, mucho tiempo antes del apagón. Dos generaciones de artistas ahogadas vivas en Valencia, como los gatitos de nuestra vecina, antes de crecer… Resiliencia, resistencia y experiencia hacen pensar en otra maniobra de poder para el poder, y en nada más que eso.

LA KUNSTHAUS Y EL MAÑANA
El modelo de gestión cultural y artística que realmente necesitamos no pasa por que una élite de poder seleccione a otra élite de poder para exponer en un lugar sacrosanto financiado con dinero público que alimente egos, amiguismos y falsos criterios de artisticidad vanales e impuestos. No. Ese modelo está obsoleto. El modelo de gestión cultural que verdaderamente necesita un epicentro como el IVAM, recordemos: Instituto Valenciano de Arte Moderno: ¡INSTITUTO! pasa por fomentar y potenciar la creación sin elitismos, la puesta en valor del proceso creativo sin elitismos, la educación, la difusión y la promoción de las personas que crean y contagian la creatividad, sean de aquí o de Kuala Lumpur sin elitismos, y sobre todo implementar el estímulo, la salud cultural, mental y social, de toda la ciudadanía y para toda la ciudadanía, sin elitismos. Desde una plataforma abierta, participativa, arteterapéutica y absolutamente horizontal.

SOBRE LO DICHO…
Y aquí van algunos enlaces de lo que en el 2011 pensaba sobre lo que podíamos, o debíamos hacer, asumiendo la responsabilidad de quien cree firmemente en el poder socialmente regenerador de la creación artística, sin distinción de disciplinas. Por si a algún “illuminati “se le ocurre algo similar…

1. Sobre el proyecto de la Kuntshaus IVAM y la manzana antes de la demolición. Vídeo. 11 febrero 2011. Pincha en: “La cara B del IVAM”

2. Proyecto Kuntshaus B-SIDE IVAM. Convocatoria para la acción participativa. 25 de febrero de 2011. Pincha en:“Hagamos de la B-SIDE del IVAM una Kunsthaus Tacheles”

3. Sobre la estrategia de degradación de los edificios expropiados y la manipulación del clamor popular a favor de la demolición. Incluye plano del catastro. 20 de abril 2011. Pincha en: “La ciudad durmiente y el ciclo del cemento”

4. Sobre el papel de los medios de comunicación en la manipulación y otros Salvem valencianos. 28 de abril 2011. Pincha en:
“Emigrar”

5. Sobre la iniciativa de la Kunsthaus y la evolución de los derribos. 6 de mayo 2011. Pincha en: “Derribos Ad Libitum“:

6. Sobre lo que pienso de la gestión del Arte en manos de la élite. Pincha en: “Arco, la otra B-SIDE”. 21 Febrero, 2011

TREMENTINA LUX

1 Comments for : Nuestra vecina Elisa, la bañera de mi madre y la B-side del IVAM…
  1. Pingback: Instituir el cambio | eva caro

Leave a Comment