Quién soy y qué hago

Soy TREMENTINA LUX, soy artista plástica, teórica y práctica de la comunicación audiovisual y los estudios de género. Pinto, escribo, leo, locuto, diseño, fotografio, reflexiono y analizo. Todo esto, sobre todo, me hace evolucionar como profesional y como persona, me motiva y me divierte. Creo este contenido para ti, que me lees y para mí, que también me leo. Soy del mundo y vivo en Valencia.

Redes Sociales:

RETRATO SIMULTÁNEO

La peligrosidad de la pintura y otras artes

“La actividad creadora del ser humano es la que hace de él un ser proyectado hacia el futuro, un ser que crea y transforma su presente.” Lev Vigotsky.

Hicimos la rueda de retratos simultáneos.
Pusimos un tablero y unos caballetes, preparamos los materiales, sentamos las bases y empezamos a mirarnos escuchando el latido de aquella persona entre varias que se convertiría en nuestr@ modelo. Como en el Cluedo.

Cuando alguien mira para atrapar, mira de diferente modo. Es una mirada honda y locuaz. Es una mirada que toca. Íntima, irreverente, explícita y lúcida. Pocas veces te han mirado así, te lo aseguro. Por eso nos entró la risa.

Lo que sucedió, mágico, evolutivo y torrencial, no pienso contarlo. Si quieres saberlo tendrás que dejar tus excusas y venir a la próxima rueda. El sábado 15 a la misma hora.

 

Muchas personas no vinisteis porque hace mucho que no pintáis. Otras porque estáis bloqueadas. Lo sé. Sin embargo, un dato, los talleres infantiles de arte que se programan superan siempre el número de asistentes previstos. Pregunta malintencionadamente hipsteriana: ¿Por qué pensáis que los progenitores apuntan a los niñ@s a todas las actividades creativas? ¿Para que disfruten antes de que se conviertan en adultos y dejen de hacerlo? ¿O para que nunca dejen de hacerlo?

Las personas que pintan, escriben, componen, danzan, leen, esculpen ¿son peligrosas?
Vindicamos en marea las enseñanzas artísticas y el respeto a la cultura y la creatividad, el derecho de las personas a dedicarse en su vida profesional a danzar, pintar, empoemarse… Aplaudimos que los “grandes genios” rechacen los premios nacionales de cultura como una lección de sabia coherencia. !Sí, qué los rechacen!

Pero cuando se nos plantea: -!venid y pintad! Algo tan sencillo y cavernícola, en primera persona, algo que nos implica y nos conecta, sin más transcendencia que la personal, -voy, y paso un buen rato liberando mi creatividad… ¿Qué sucede?
Qué el miedo, la vergüenza o la indiferencia, (actitudes comprensibles y legitimadas por un sistema de biopoder que ha castrado eficazmente nuestro derecho a practicar la creatividad) reafirma las políticas más privativas que podamos imaginar en materia artística. Reafirma y valida la precariedad y la exclusión social de quienes intuimos que a cambiar el mundo se empieza creando, los y las artistas. Y tú lo sabes, también tuviste cinco años.

¿La frase es muy larga verdad? Resumo: que si crear te da pánico y hacer shopping te relaja vamos mal. Concretamente hacia una sociedad de esclav@s.  ¿Son actividades antitéticas? No, si no fueran excluyentes. Por eso los talleres infantiles están a tope. Piénsalo. Conscientes de nuestra pérdida pensamos que en la educación subyace la idea de la salvación: !aún hay tiempo de salvar a la humanidad! ¿Seguro? O l@s niñ@s de hoy crecerán y su pasión por la creatividad, como la nuestra, será desactivada. ¿Serán los talleres de arte su Rosebud particular? ¿Es acaso el tuyo?

Un adulto que siente miedo, vergüenza o indiferencia cuando se le invita a crear está lanzando un mensaje claro de rechazo manifiesto y aprehensión social hacia la creatividad. De ahí que parezca hasta inapropiado vivir y cobrar dignamente por un trabajo creativo.  No hay personas geniales y personas vulgares. Solo personas que hacen y personas que dejan pasar la oportunidad de hacer. Nunca es tarde para permitírtelo.

Gracias infinitas a las personas que vinisteis, Ana, Anna, Giovanni, Marc, Javi, Ricard, Alfredo y Cristina por vuestra generosidad, entusiasmo alegría y credibilidad. Subo los retratos de “Anna inacabada por el viento” !Qué frío hacía! y “Ricard en cinco minutos para pasquinear”. El huracán fue simplemente genial.

Abrazos y temperas
TREMENTINA LUX

*Puedes leer a Vigotsky, Lev – La Imaginacion y el Arte en la Infancia
O a Gianni Rodari, “Gramática de la fantasía” O incluso a Sir Ken Robinson, “Las escuelas matan la creatividad“.

There are no comments published yet.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: